Amenazas de muerte a lideres del Salado

En total serían siete activistas los que han recibido amenazas de muerte en ese corregimiento.

Por: Damián Landínez, Blu Radio

Publicado: 

Los líderes sociales y defensores de derechos humanos que trabajan en El Salado, en el Carmen de Bolívar, denunciaron que desde hace seis meses han recibido a través de Facebook varios mensajes amenazantes y hasta de muerte, al parecer por la labor que vienen ejerciendo en esa zona del país.

Neida Narváez, líder social de El Salado aseguró a BLU Radio que “son unas amenazas fuertes que están pasando a los líderes, pero igualmente a la comunidad y a la familia… los primeros mensajes identificaban a los objetivos, ahora hablan de muerte y derramamiento de sangre”.

Narváez dijo que no entiende de dónde provienen dichas intimidaciones, pero cree que todo haya podido iniciar luego de que, en un consejo de seguridad en esa zona del país, denunciaran supuestos incumplimientos por parte del Estado en cuanto a las reparaciones colectivas.

La preocupación de estos activistas es que las autoridades vienen acompañando las denuncias, pero afirman que el proceso para establecer quiénes son los responsables es lento, por eso piden intensificar las investigaciones.

Líderes de El Salado denuncian amenazas de muerte

Más de 10 líderes sociales del corregimiento de El Salado, cerca al Carmen de Bolívar, han recibido mensajes intimidades a través de la red social Facebook, donde se les pide que abandonen la población si no quieren ser víctimas de agresiones.

El hecho ha generado alarma en los representantes comunitarios quienes han pedido mayor seguridad en la zona, e hicieron un llamado para redoblar el acompañamiento policial.

Los campesinos pusieron en conocimiento del tema a la Fiscalía, mientras que la Policía Nacional a través de personal de investigación adscrito a la Sijin, trabajan en la recolección de información y de elementos materiales probatorios que permitan realizar capturas.

“Eso a ustedes no se lo hacemos porque sean malas personas, sino que metiéndonos con las personas que más defienden y llorarían por ellos, lograríamos que el Gobierno ponga otra vez sus ojos en nosotros y se acuerde que nos debe una indemnización. Y, si toca matar, hasta ese punto hemos de llegar. Y vamos a comenzar por orden alfabético y recuerden quienes son Paz y plata”, dice una de las publicaciones.

El Salado es tristemente recordado por una masacre registrada en febrero del año 2000, cuando grupos paramilitares asesinaron más de 200 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *