las maromas del agua -James Edimer Flor

Con JAMES EDIMER FLOR, las cosas no mejoraron, respecto a la matrícula de agua de mi propiedad, al contrario.

1.      En marzo de 2006 Yo ordene tomar unas fotografías de la totalidad del predio Finca “Villa Regina” de mi propiedad y vaya sorpresa que me llevo cuando me enviaron fotos en que se ve un bebedero para animales con su respectivo servicio de acueducto.

2.      ante este suceso llame al señor  JAMES EDIER FLOR, quien ahora está a cargo del ACUEDUCTO MUNICIPAL DE CAJIBIO,  al contestarme la llamada me dijo que no veía registros a mi nombre en el listado de la computadora, y quedo de buscar si había alguna documentación sobre mi historial como usuaria del acueducto. Semana y media después  me contesto luego de múltiples intentos, diciéndome que en mi finca no existía conexión alguna. Y que no había registró de mi como usuaria.

3.      Ante esto le escribí un derecho de petición [[1]] ciudadana dándole el número de matrícula inmobiliaria, el numero catastral y diciéndole  que vecinos había alrededor de mi predio. El Señor FLOR  empezó a evadir mis llamadas telefónicas y cuando le llamaba a su celular no. 316 282  3976 simplemente contestaba la llamada sin hablar y procedía a colgar el celular.

4.      Finalmente pude en el día 27 de Abril de 20061, hablar con la Señorita NATALIA VALENCIA, secretaria del Señor Flor, quien me informo que en mi predio no existía cuenta a nombre mío, pero si a nombre de ANA CECILIA CEÑUDO, y que al intentar cortar ese servicio se había presentado esta mujer SEÑUDO, en compañía de HELMER IGNACIO CARDENAS TRUJILLO, esgrimiendo un contrato de arrendamiento que el segundo le había hecho a la primera y que por eso se habían abstenido de cortar ese servicio que yo no autorice. Dado que la mujer (la CEÑUDO) había presentado una serie de recibos de pago a su nombre.

5.      Ante esta anomalía envié  copia escaneada del certificado de tradición de mi predio 120-0002439  de fecha 12 de abril de 2006, en donde consta que por ningún lado hay título de propiedad a nombre de HELMER IGNACIO CARDENAS TRUJILLO, ni a nombre de MOISES SAMBONI BENAVIDEZ  ni menos a nombre de ANA CECILIA CEÑUDO, con lo cual queda demostrado que ellos no son propietarios y no pueden ordenar la instalación de ningún servicio público en el predio.

6.      El señor JAMES EIDER FLOR, finalmente me contesto el día 29 de Abril 2006, diciéndome que pondría por escrito las cosas y que él no podía retirarle el servicio a la señora CEÑUDO, Que eso eran cosas  que habían hecho en la administración anterior a Él y que por favor atendiera al ASESOR JURIDICO  de la Alcaldía.

7.      Yo accedí a atenderlo  y una persona paso al teléfono identificándose como ALFONZO MUÑOZ SANCHES, Me dijo que de acuerdo a la ley 142 de 1994, no se le quitaría el servicio de agua que excite en mi predio sin mi autorización, que a  la citada SAÑUDO no se le podía VIOLENTAR EL DERECHO FUNDAMENTAL AL  AGUA, a lo que le respondí que en la finca no había personas viviendo y que quienes recibían el agua eran vacas que estaban allí en contra de mi voluntad, y que yo era la dueña del predio y que ORDENABA CESAR LA PERTURBACION que están realizando mediante un servicio no autorizado por mí, que el Acueducto y el municipio había recibido copia del certificado de matrícula inmobiliaria del predio que me acreditaba como dueña del mismo. Ante lo cual el personaje se burló  de mí y me dijo que yo no podía ordenar nada porque yo no era usuaria del acueducto.  A lo que le respondí que si podía ordenar, ya que esas acciones afectaban mi propiedad privada y que además para darle servicio a las vacas de  la citada INVASORA  CEÑUDO se estaban utilizando mis tubos de PVC y mi contador medidor de agua.  Ante este desconocimiento del derecho fundamental a la propiedad privada decidí no pagar más llamada telefónica y cortar la conversación.

[1] 06 04 22 Certificación del acueducto

El servicio de agua había sido reconectado desde la administración de Yolanda Bedon, por orden de ARBEY MANQUILLO MOSQUERA según testimonio que entrego Diego Aranda (q.e.p.d.), ante la fiscalia local de Cajibío

Yo me entere de que de nuevo había agua en mi finca a pesar de que en el papel se decía que había sido desconectada, ante lo cual solicite de nuevo, esta vez a James Edimer Flor se suspendiera el servicio de agua a mi predio y fuera desconectado, igual el citado James edimer flor, desconoció mi petición como propietaria del predio y dejo habilitada la conexión para que la INVASORA ANA CECILIA SAÑUDO, siguiera contando con agua en mi propiedad.

Esto es parte de se debió a que la INVASORA ANA CECILIA SAÑUDO, es la madrecita de una funcionaria de la alcaldía de Cajibío propiamente de DINA CONSUELO SAMBONI SAÑUDO, y de su compañero ARBEY MANQUILLO MOSQUERA, el alcalde a quien hiso renunciar la guerrilla.

El caso es que los funcionarios de la Alcaldía se han puesto siempre al servicio de la INVASORA ANA CECILIA SAÑUDO.

Igual caso paso con FRANCIA MILENA QUIJANO, que sabiendo y constándole que el predio es de mi propiedad no quiso reversar esa matricula arbitraria y tuve que tutelarla para que devolviera a mi nombre dicha matricula.

Pero las cosas no pararon allí, nuevamente la INVASORA ANA CECILIA SAÑUDO. Se valio de sus influencias alcaldables o de alcaldía y logro que el Secretario de Planeación e Infraestructura Ing. FERNANDO CASTRO MOSQUERA le acolitara otra matricula de agua en mi predio en forma arbitraria

Posteriormente cuando armaron la empresa de acueducto APCajibio, SILVIO ANDRES MUÑOZ ARDILA, le siguió acolitando la situación a la INVASORA ANA CECILIA SAÑUDO. Y llego al colmo de finarle linderos a mi propiedad para justificar la arbitraria matricula de agua….

Y luego que no digan que no….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.