Erick Esnoraldo Viera Paz

COLOMBIA: ASESINAN A OTRO LÍDER SOCIAL

El  domingo 6 de febrero de 2019 asesinaron a Erick Esnoraldo Viera Paz

El domingo mataron en Colombia a Erick Esnoraldo Viera Paz. «Salió caminando de la casa de su señora madre», en el corregimiento del palo Municipio de Caloto en el departamento del Cauca, como relata la Red de Derechos Humanos del Suroccidente Colombiano, cuando un sicario que vestía saco de capucha gris le disparó dos veces y lo dejó muerto. Viera Paz tenía veintitrés años y trabajaba en una asociación que defiende las reservas para campesinos en el valle del Cauca, antiguo territorio FARC. Son reservas frente a las aspiraciones de los grandes terratenientes, desde el principio contrarios a la promesa que se le dio a la antigua guerrilla a cambio de dejar las armas. Ya son diecisiete líderes sociales asesinados en Colombia en un mes. Van quinientos en dos años.

«El asesinato de líderes es metódico, selectivo y continuo», escribe la Comisión Colombiana de Juristas en su balance de las muertes premeditadas de activistas sociales después de los acuerdos de paz con las FARC. Las víctimas son indios, campesinos, supervivientes del desplazamiento forzado del conflicto colombiano. Como Maritza Ramírez, muerta a golpes cerca de la frontera con Ecuador. O Samuel Gallo, en Antioquia, al que mataron a tiros. De hecho, más del ochenta por ciento son asesinados a balazos. No son crímenes fortuitos, como suele apuntar la Fiscalía. El noventa y dos por ciento quedan impunes.

«Es desgarrador conocer sus historias».

Organizaciones sociales han denunciado el asesinato de otro líder social en el departamento colombiano del Cauca, Erick Esnoraldo Viera Paz, quien fue atacado por hombres armados tras salir de la casa de su madre en el Corregimiento del Palo. Viera fue trasladado a un hospital de la región, pero falleció tiempo después en el centro hospitalario por la gravedad de sus heridas. La corresponsal de teleSUR en Colombia, Tatiana Portela, informó que se han registrado unos 17 líderes sociales asesinados en lo que va de 2019, mientras que el Gobierno de Iván Duque aún no ha implementado medidas para evitar estos crímenes. La cifra de asesinatos contra líderes sociales en Colombia aumenta, tanto así, que en lo corrido de este 2019 han sido asesinados 17 líderes campesinos, indígenas y afrodescendientes. Org, movimiento sociales exigen al presidente @IvanDuque cumplir acuerdos d paz @ConexiontlSUR pic.twitter.com/L1QLVX5nGn — Tatiana Portela (@PortellateleSUR) 5 de febrero de 2019 Portela aseguró que la Defensoría del Pueblo, organizaciones de derechos humanos, movimientos sociales y la Misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia han solicitado al mandatario respetar los Acuerdos de Paz y adoptar inmediatamente las recomendaciones para erradicar la violencia. Sistematicidad en los asesinatos La Comisión Colombiana de Juristas y el Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Colombia, publicaron este martes un estudio que revela una sistematicidad en los asesinatos a líderes sociales. “La naturaleza de estos crímenes es constante, continua, repetitiva y no aleatoria. Es decir, es un ejercicio de violencia ilegal cometida contra un grupo de población concreto de manera continuada en el tiempo con unos patrones”, refieren. Por su parte, el investigador del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional, Fabio López, aseguró que las víctimas de responden a un patrón, pues en su mayoría son personas que participan en programas sociales como “sustitución de cultivos ilícitos, la restitución de tierras y son gestores de paz en muchas zonas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.