las hipótesis tras la explosión en Dagua

Estas son las hipótesis tras la explosión que dejó 8 muertos en Dagua

Comunidad indígena calificó como “una masacre” los hechos registrados en la tarde del jueves.

Los cuerpos fueron trasladados por la comunidad indígena desde zona montañosa de Dagua a una caseta comunal.

Por: Cali
22 de marzo 2019 , 10:51 p.m.

En la madrugada de este viernes, varios indígenas se adelantaron a las diligencias de levantamiento en un punto montañoso en zona rural de Dagua, en el Valle del Cauca, donde se produjo una explosión en la tarde del jueves.

La comunidad indígena de la zona logró rescatar y trasladar desde la montaña donde ocurrió la explosión los cadáveres de siete hombres.

Las autoridades agregaron que, en total, la explosión cobró la vida de ocho personas, en un confuso incidente que enluta a la comunidad de la zona rural de Dagua.

Entre las hipótesis que se manejan en Dagua, las autoridades intentan establecer si la tragedia ocurrió por una presunta indebida manipulación de explosivos; sin embargo, la comunidad indígena que vive en ese territorio señala que se trataría de un atentado.

Por el momento, las autoridades también adelantaron que a través de análisis en la zona se busca identificar el elemento que causó la explosión e identificar qué fue lo que ocurrió allí.

Los cuerpos de las víctimas serán trasladados este viernes hasta la sede de Medicina Legal en Cali, donde se realizarán los respectivos análisis que darán luces para determinar el explosivo que estalló.

La comunidad indígena calificó, a través de un comunicado, como “una masacre” la muerte de 8 personas, quienes -según la información que brindaron- estaban en esa zona conocida como La Delfina para atender a más de cinco mil indígenas que iban a llegar a ese sector.

Las personas fallecidas, de acuerdo con el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), eran las encargadas de realizar labores logísticas para quienes llegarían a sumarse a la movilización que se adelanta en el sur occidente colombiano.

“Según el consejero de Derechos Humanos de la ORIVAC, presuntamente una persona lanzó un artefacto explosivo, causando la muerte de ocho guardias indígenas y dejando gravemente heridos a tres de los guardias pertenecientes al pueblo Waunan, Nasa y Embera”, agregó el comunicado del CRIC.

En tanto, Feliciano Valencia, senador y líder indígena, acompañó a la comunidad que está conmocionada por la tragedia y manifestó que no se puede establecer cuál es la hipótesis que más se acerca a lo que aconteció.

“Hay muchas versiones, como la explosión de un artefacto en zona de minería; el lanzamiento de un artefacto explosivo a la comunidad que estaba concentrada o la manipulación de material explosivo en una vivienda. Es prematuro dar un juicio hasta que no haya una valoración”, señaló Valencia

Juan Pablo Rueda / EL TIEMPO

Las personas fallecidas estarían realizando labores logísticas para la manifestación indígena en esa zona del país.

En la tarde del jueves un grupo de indígenas se estaba concentrando en un área montañosa de la vereda Las Juntas, en el corregimiento de Cisneros, municipio de Dagua, a mitad de camino entre Cali y Buenaventura.

De pronto, a las 2:40 de la tarde, una detonación se sintió en esa zona rural. Una casa resultó destruida y dentro de ella quedaron los cadáveres de cuatro hombres mientras que afuera quedaron otros tres.

Con el apoyo de Bomberos de Dagua, algunos nativos sacaron a cuatro heridos, entre ellos a un menor de edad, quien fue llevado hasta el hospital José Rubino de ese municipio. A mitad de camino quedó el cadáver de un hombre conocido como ‘El Paisa’, quien era el propietario de la vivienda y quien murió cuando lo llevaban a un centro asistencial.

Los siete cadáveres fueron bajados, envueltos en cobijas y usaron palos para su traslado.

Noelba Fernández Dagua, gobernadora de la comunidad del Cañón del río Pepitas, dijo que la llamaron cuando se encontraba en otro punto de la vía. “La comunidad estaba en la preparatoria de la minga de este domingo para apoyar a los compañeros del paro en el Cauca que luchan por unos derechos negados y contra la destrucción del territorio”.

En el sitio se estaban concentrando 150 personas, entre ellos guardias indígenas. “Esta reunión era en solidaridad con los compañeros del Cauca. Con la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, quedamos en una minga pacífica. Pero siempre tenemos que poner muertos para que nos escuchen”, dijo Fernández.

De acuerdo con los nativos, para llegar hasta la zona montañosa donde ocurrió la explosión se debe caminar alrededor de 30 minutos, por lo que las condiciones para trasladarse son complicadas y el levantamiento de los cuerpos resultó difícil.

CALI